Pasar al contenido principal

Familia numerosa, ¡Recupere su categoría!

El 18 de agosto de 2015 entró en vigor la Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia.

Esta Ley modifica la Ley 40/2003, de 18 de noviembre, de Protección a las Familias Numerosas, con motivo de evitar situaciones discriminatorias de los hermanos.

Dispone que el ‘título de familia numerosa debe renovarse o dejarse sin efecto cuando varíe el número de miembros de la unidad familiar o las condiciones que dieron motivo a la expedición del título’. Bien, esta reforma añade que el título seguirá en vigor aunque el número de hijos que cumplen las condiciones sea inferior al establecido, 3 hijos.

Lo que consiguió esta reforma, es que los hijos menores tuvieran los mismos beneficios que sus hermanos mayores.
Los encargados de expedir estos títulos en cada Comunidad Autónoma de España, interpretaron esta modificación a los solos efectos de aquellos títulos considerados generales. Por lo que las familias que ostentaban a un título con categoría especial, verían cambiada la condición de su título a general si dejaban de cumplir los requisitos para estar en posesión del título especial.

Pues bien, como a muchos, a una familia sevillana esta interpretación no le pareció adecuada, ni justa, pues la Ley no hace referencia a los títulos de categoría general, sino que habla de manera genérica de todos los títulos de familia numerosa.

Esta familia interpuso un recurso ante la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, pues la Delegación Territorial de Sevilla había desestimado su petición de que su título de familia numerosa especial siguiera vigente, en aplicación a la nueva reforma, de la que antes hemos hablado, si bien le otorgaban el título de familia numerosa de categoría general.

No contentos con el resultado, la familia interpuso un recurso, ya ante los órganos judiciales, en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Sevilla. Este órgano judicial dio la razón a la familia, pero el proceso no terminó ya que la Administración recurrió la sentencia y nuevamente el tribunal superior interpretó la reforma considerando que el mantenimiento de la condición de familia numerosa también implicaba a la categoría que tenía.

La administración interpuso recurso de casación ante el Tribunal Supremo, por no estar de acuerdo con la interpretación y el fallo de los tribunales. Pero como no podía ser diferente, el Supremo fallo a favor de la familia, basándose en:

  • La modificación de la Ley hace referencia al artículo 39 de nuestra Constitución, que reza ‘la obligación de los poderes públicos de asegurar la protección social, económica y jurídica de la familia…’. Añade la Ley que ‘esta reforma pretende acomodarse a la situación efectiva de las familias numerosas y evitar una situación de discriminación entre los hermanos’.
  • Añade el Tribunal Supremo que la interpretación de las normas jurídicas ha de atender, no sólo al sentido propio de sus palabras, sino también a la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas y fundamentalmente a su espíritu y finalidad (artículo 3.1 Código Civil).
  • Que en base a la protección social, económica y jurídica de las familias, los poderes públicos deben buscar las causas que favorezcan a la natalidad y al desarrollo demográfico.
  • A tenor de la reforma se intenta evitar la discriminación entre hermanos y que si todos ellos contribuyeron a la obtención para la familia de la categoría especial, sigan disfrutando en ella de los mismos beneficios que disfrutaron los hermanos mayores.
  • Por último, la reforma añade que ‘el título seguirá en vigor’ se debe interpretar incluyendo la categoría y no solo el título.

Por estas razones el Tribunal Supremo falla a favor de la familia, por lo que finalmente recuperaron su título de familia numerosa especial.

Esta Sentencia, la STS 409/2019, de 25 de Marzo de 2019, ha provocado que las administraciones restituyan la categoría especial a aquellas familias que por derecho, les correspondía ese título.
Ahora bien, si esta Sentencia es retroactiva para recuperar el título que se venía ostentando, la Administración debería ser consecuente y devolver a las familias aquellas cantidades que sufragaron, de su bolsillo, cuando en realidad les debieron ser subvencionadas.

Si quiere informarse de como reclamar estas cantidades a la Administración póngase en contacto con ROCO ABOGADOS, le informaremos sin compromiso.